1. Acompañar al alumno en su etapa de crecimiento.

1.1. Favorecer el desarrollo de sus capacidades cognitivas, la construcción de una buena autoestima, la curiosidad y el deseo de aprender.

1.2. Proponer procesos de socialización para despertar actitudes solidarias por parte del alumno, integrar a la familia como partícipe activo de este proceso a fin de favorecer vínculos de afecto y confianza que brinden al niño seguridad y deseos de entablar vínculos saludables.

1.3. Educar al niño en un marco ético para propiciar el conocimiento y la adquisición de los valores morales, acompañarlo para que progresivamente reflexione sobre las acciones que impactan en los vínculos sociales que va estableciendo.

1.4. Contribuir al desarrollo de una personalidad sana, activa y participativa de su propio proceso de aprendizaje; propiciar un ambiente educativo que motive al alumno a explorar la realidad que lo rodea.

1.5. Proponer actividades educativas que favorezcan el desarrollo de actitudes tendientes al buen trabajo individual y grupal.

1.6. Ofrecer un ambiente favorable para que el alumno adquiera hábitos necesarios para su buen desarrollo, propiciar actos de orden, higiene y cortesía según sus posibilidades madurativas.

2. Brindar al alumno espacios de enseñanza y aprendizaje que le permitan descubrir y desarrollar nuevos recursos y aptitudes personales.

2.1. Proporcionar experiencias que colaboren con en el enriquecimiento de las funciones comunicativas integrando el desarrollo del lenguaje y de su sentido estético y musical.

2.2. Crear espacios de actividad matemática en los cuales el niño tome decisiones respecto de la resolución de los problemas que enfrenta, explorando, probando e intentando validar sus producciones.

2.3. Favorecer el desarrollo físico que le permita al alumno un apropiado manejo de su cuerpo y de sus potencialidades.

2.4. Propiciar el conocimiento del idioma inglés en su forma oral para comprenderlo, comunicar necesidades e intereses y entablar diálogos según su edad.

2.5. Brindar las experiencias necesarias para que el alumno tenga una base sólida sobre la cual pueda construir sus aprendizajes en el Nivel Primario bilingüe.

2.6. Articular Kínder 5 con el Nivel Primario –Junior 1– a partir de la doble escolaridad.

3. Transmitir al niño valores de pertenencia y respeto por su Colegio, su cultura y su Nación.