St. Nicholas’ aborda la Educación Física a través de experiencias corporales que le permitan al niño avanzar progresivamente en sus posibilidades y conquistas motrices. La propuesta es esencialmente lúdica y se lleva a cabo en un entorno cálido y afectuoso.

Entendemos que son sus primeras experiencias corporales las que mediante intervenciones apropiadas facilitan la adecuada concientización y construcción de su esquema corporal, como así también un mejor conocimiento de sí y una interacción con el entorno.

Para ello se promueve:

  • El descubrimiento de las posibilidades de su propio cuerpo.
  • El vínculo con el otro, como asimismo la autonomía y la confianza en sus posibilidades.
  • El enriquecimiento de habilidades respecto del manejo del espacio y de los objetos.
  • La participación en juegos con su consecuente aceptación de reglas y roles.